Teléfono de contacto: 942 36 46 22
Imagen cedida por el diario web Hoy Torrelavega de la asamblea celebrada anoche en la fábrica de Sniace

El comité de empresa de Sniace considera «disparatado e incomprensible» el brusco cierre de la fábrica

El comité de empresa de Sniace ha calificado de «disparatado e irresponsable» la decisión de la compañía de solicitar la liquidación de su fábrica de Torrelavega y de sus sociedades participadas, Celltech y Viscocel, por no poder hacer frente a los pagos derivados del concurso de acreedores suscrito en el año 2015 para poder reabrir sus instalaciones productivos un año después.

Tal y como se criticó anoche en una asamblea de trabajadores convocada por el comité de empresa en la fábrica torrelaveguense (ver foto cedida por Hoy Torrelavega) tras conocerse la decisión de la dirección de Sniace, «la liquidación son palabras mayores que dejan muy escaso margen de maniobra para evitar la desaparición de la empresa».

El comité de empresa rechazó que el Consejo de Administración de Sniace se haya decantado por el cierre y no haya explorado otras opciones como el ERTE, lo que «coloca a la sociedad en un callejón sin salida».

Como precisó el secretario del comité de empresa, Francisco Plaza (UGT-FICA), la solicitud de liquidación y de cierre de Sniace, Celltech y Viscocel, apenas horas después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya suspendiera la cotización en bolsa de la compañía, «es un mazazo» para una plantilla «que no se merece algo así después de los muchos sacrificios que ha hecho».

Después de 80 años de historia en Cantabria, Sniace, que tutela 400 empleos directos y más de 600 si se tienen en cuenta losde las industrias auxiliares, adopta la decisión de solicitar la liquidación tras quedarse la planta productiva torrelaveguense sin suministro de energía y vapor.

  La decisión de Cogen, sociedad encargada de la gestión y mantenimiento de los dos equipos turbogeneradores de la fábrica, de rescindir su contrato de arrendamiento de la planta de cogeneración cinco años antes de lo estipulado y, con ello, de cortar el suministro de energía y vapor ha precipitado el brusco cierre de Sniace.

Cogen justifica su decisión por los nuevos parámetros retributivos de las instalaciones de energías renovables, cogeneración y residuos para el período 2020-2025 aprobados por el Gobierno español a principios de este año, que implican un recorte aproximado de un 40% de las ayudas recibidas.

La decisión de la sociedad que hasta ahora gestionaba la planta de cogeneración de Sniace se suma a otros obstáculos económicos para la supervivencia de la compañía, principalmente la bajada del precio de la fibra de viscosa y celulosa que se producen en Torrelavega.

 

Información o enlaces relacionados:

 


Identificación

¿Olvidaste tu contraseña?

Ir al contenido