Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet

?

El Comité Regional de UGT celebra la investidura de un Gobierno de corte progresista y reclama «un giro social urgente»

El Comité Regional de UGT en Cantabria, máximo órgano entre congresos del sindicato, ha aprobado hoy una resolución en la que «celebra» la constitución de un nuevo Gobierno en España «de corte progresista» y reclama «un giro social urgente» con medidas consensuadas en el diálogo social para que «la riqueza no se reparta de manera injusta, ya que las familias trabajadoras no han visto reflejado en sus bolsillos el crecimiento económico de los últimos años».

En el mencionado «giro social» reclamado por el Comité Regional de UGT en Cantabria, el sindicato considera prioritario «la creación de empleo decente y seguro, que no ponga en riesgo la salud de las personas trabajadoras», además de ampliar el nivel de cobertura de los desempleados y la protección a los colectivos más vulnerables».

«Para generar empleo estable y con derechos, es imprescindible previamente la derogación de las reformas laborales en toda su extensión, junto con una reforma integral de la protección por desempleo y las políticas activas de empleo», argumenta la resolución, que también reivindica un incremento de las pensiones de acuerdo al IPC y la derogación de la reforma del sistema público de pensiones de 2013.

La resolución del máximo órgano entre congresos de UGT en Cantabria exige también «la implementación de una fiscalidad justa y equitativa» y medidas para lograr «la plena igualdad de trato y de oportunidades», como «los agentes de igualdad para luchar contra la desigualdad a través de los comités de empresa».

El Comité Regional de UGT advierte que «todo ello será imposible sin el diálogo social, por lo que es imprescindible que se abran las mesas de ese diálogo social para que surjan las medidas necesarias para materializar el proceso de cambio, contando con las organizaciones sindicales y empresariales».

Congreso Regional, el 5 y 6 de junio

El máximo órgano entre congresos aprobó también otras resoluciones y decidió la fecha del próximo cónclave regional del sindicato, que se convocará los días 5 y 6 de junio de este año en Santander, tras expirar el mandato de la actual Ejecutiva regional liderada por Mariano Carmona desde que éste fuera elegido secretario general en mayo de 2016.

Además, el pleno del Comité Regional de UGT analizó la evolución de la afiliación del sindicato, que aumentó algo más de un 1% en 2019 hasta alcanzar los 19.000 afiliados al corriente de pago, y los resultados de las elecciones sindicales en Cantabria, que confirman a la central ugetista como primera fuerza sindical en la región.

Según el cómputo dinámico de las elecciones sindicales de Cantabria, que determina la representatividad sindical en cuatrienios, a fecha de hoy UGT es el primer sindicato de la región con 1.433 delegados, el 37,6% de los 3.807 elegidos en los últimos cuatro años.

Retos del cambio climático y privatización de la salud laboral

Las otras dos resoluciones aprobadas por el Comité Regional de UGT aluden a los retos del cambio climático y su incidencia en la actual situación de la industria de Cantabria y a la salud laboral.

En la primera, el sindicato critica que «muchos ERTEs que pesan sobre la industria en Cantabria están directamente relacionados con las medidas frente al cambio climático adoptadas en Europa y en España, que también están afectando a todas aquellas actividades económicas que ahora están en la zona costera o en áreas de ribera y potencialmente expuestas a las inundaciones».

«Es necesario tomar medidas que frene dicho cambio climático y que mitiguen las consecuencias de lo que ya es irremediable, aunque exigimos que estas medidas se hagan desde la reflexión y no desde la improvisación», subraya la resolución aprobada por el máximo órgano entre congresos del sindicato.

La resolución plantea como medidas urgentes: «un Plan Regional de Ordenación del Territorio, un Plan Energético y un análisis de los sectores afectados».

En la otra resolución, titulada «La salud, el trabajo y la reforma laboral», el Comité Regional de UGT rechaza que «se está privatizando la salud y se está abocando a los trabajadores a la enfermedad, la precariedad y la pobreza».

«Hace más de un lustro que la salud ya no es un derecho de los trabajadores y la reforma laboral de 2012 incluso ha criminalizado a quienes sufren problemas de salud, considerándolos absentistas», argumenta la resolución, que critica al Gobierno de España porque «cada vez cede más competencias a las mutuas, restando derechos a los trabajadores».

A nivel autonómico, la resolución insta al Gobierno de Cantabria a «la implantación del Sistema Centinela, que permite a los médicos de atención primaria detectar enfermedades catalogadas como comunes y que en realidad tiene su origen en el trabajo; y «el refuerzo del departamento de salud laboral dependiente de la Consejería de Sanidad».

Además, el Comité Regional de UGT reclama en su resolución «una mayor colaboración con la Seguridad Social en la declaración de enfermedades provocadas por el amianto y la silicosis, más medios para el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST) y el impulso de la figura del delegado de prevención territorial.

 

Información o enlaces relacionados:

 


Identificación

¿Olvidaste tu contraseña?

Ir al contenido