Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet
La industria cántabra pasó a ser el sector con más temporalidad contractual en 2014
sábado, 13 julio 2019

La industria suma seis años consecutivos como sector con más contratación temporal en Cantabria con una media de un 95%


El sector industrial de Cantabria registra en 2019 (hasta el mes de mayo) su sexto año consecutivo como el de mayor tasa de contratación temporal de la región con una media que no ha bajado del 95% desde el año 2013, tres puntos más que la contabilizada en el mismo período en el sector servicios (92,8%) o dos más en comparación al total de la contratación (93,1%), según precisa un informe elaborado por la Federación de Industria, Construcción y Agro (UGT-FICA).

La federación regional de Industria de UGT precisa que hasta el año 2013 la industria era el sector con menos porcentaje de contratos temporales en Cantabria y hasta entonces no había superado el 90% de ellos, aunque a partir de 2014 pasó a superar el 95% y a liderar la lista de eventualidad contractual de todos los sectores económicos de la región con un 95,32% en 2014, 96,26% en 2015, 95,92% en 2016, 95,64% en 2017 y un 95,04% en el año 2018.

Según las últimas estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en los cinco primeros meses de este año la tendencia se confirma, ya que la industria acumula un total de 21.610 contratos de trabajo, de los que un 95,72% son temporales (20.685); porcentaje que supera en más de dos puntos a la media regional (93,27%), en más de un 10% a la construcción (85,9%), en siete al sector primario (89,6%) y en más de dos puntos a los servicios (93,02%).

Tal y como puntualiza el secretario general de UGT-FICA en Cantabria, Luis Díez, «nos parece muy bien que hasta el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, hablara en su reciente debate de investidura de potenciar la industria como uno de los objetivos principales en esta nueva legislatura política, aunque todo plan al respecto debe implicar también potenciar la calidad de su empleo porque es el sector donde más se ha deteriorado».

«Como era de temer, la última reforma laboral de 2012 ha abierto las puertas a los mayores índices de empleo temporal y precario registrados en la región hasta ahora y, como es lógico, donde más daño ha hecho ha sido donde más podía hacer, en el sector hasta entonces más estable y con menos eventualidad en su empleo», recalca Díez.

Tantos contratos temporales en metal como en hostelería

El propio informe de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT recuerda que, salvo la industria agroalimentaria cántabra, siempre asociada a una alta rotación de contratos eventuales, la mayoría del resto de los subsectores industriales de la región no superaba hace seis años el 90%; todo lo contrario a lo que sucede hoy en día, donde la actividad industrial más relevante y con mayor volumen de empleo en Cantabria, la del metal (CNAE 24-30 y 33), acumuló el año pasado un 93,1% de contratos temporales (15.283 de un total de 16.415), apenas ocho décimas menos que el 93,9% contabilizado en la hostelería (67.858 de un total de 72.220 contratos).

Como subraya el responsable regional de UGT-FICA, «nadie podía esperar que la industria más importante de la región, siempre vinculada al empleo de más calidad y con salarios más altos, tenga ahora una contratación temporal superior a la del sector servicios, similar a la de la hostelería e incluso por encima de otras actividades de tradicional alta eventualidad, como la sanidad (92,56% de contratos temporales el año pasado) o el transporte (92,4%).

A la industria del metal, que registraba al término del año pasado en Cantabria 15.586 afiliaciones a la Seguridad Social, casi la mitad de las 31.384 de todo el sector industrial, se une la alta temporalidad de la agroalimentaria, la segunda en importancia con 6.089 afiliaciones y casi un 98% de contratos temporales en 2018 (24.768 de un total de 25.296).

Otras industrias cántabras con al menos un millar de afiliados a la Seguridad Social «siguen el mismo camino» y «con una tendencia creciente de contratos temporales», puntualiza el informe de UGT-FICA, que destaca la dedicada al caucho y el plástico, que registra un 93,63%, o la de fabricación de productos no metálicos, con un 94,76%.

Poco empleo y sólo temporal

El informe de UGT-FICA relaciona estos seis años de creciente contratación temporal en la industria cántabra con las estadísticas oficiales de la Encuesta de Población Activa (EPA) en el mismo período, que confirman que en la región el empleo industrial ha repuntado un 2,86% desde el año 2013 a 2018, con 1.058 ocupados más (de 37.049 a 38.107), más de la mitad de ellos (+534) autónomos o no asalariados.

Este incremento mencionado de menos de un 3% del empleo en la industria cántabra en el período coincidente con los años de recuperación económica, es cinco veces inferior a la media nacional en el mismo concepto y período, donde el sector industrial registra un aumento de 352.700 ocupados, casi un 15% más que al término de 2013 (de 2.355.500 a 2.708.200 ocupados).

Salvo Canarias y Extremadura, territorios con escasa tradición industrial donde desciende el empleo en este sector, Cantabria es la autonomía española con menor crecimiento de la población ocupada industrial desde 2013.

Además, como puntualiza el secretario general de UGT-FICA en Cantabria, «ni que decir tiene, todo el aumento del empleo asalariado en el sector en los últimos años corresponde a trabajadores con un contrato temporal, ya que los que tenían un contrato indefinidos se reducen más de un 6% (-1.925) desde entonces (de 30.251 a 28.326), mientras por el contrario los que cuentan con un contrato temporal se incrementan más de un 50% (+2.449, tras pasar de 4.728 a 7.177)».

«Nunca habíamos tenido tantos asalariados con un contrato temporal en la industria de Cantabria», critica Luis Díez, que recuerda que de 2013 a 2018 la tasa de temporalidad entre los asalariados del sector en la región ha aumentado 6,7 puntos, pasando de un 13,52 a superar por primera vez el 20%, en concreto el 20,22%.

Este incremento del porcentaje de asalariados con un contrato temporal duplica al registrado en el sector servicios en el mismo período (aumenta 3,3 puntos, pasando de un 21,62 a un 24,95%) y supera en casi dos puntos a la media regional (+4,8%), donde el empleo eventual ya afecta a casi una cuarta parte de la población asalariada cántabra (pasa de un 21,62 a un 24,95%).

 

Información o enlaces relacionados: