Teléfono de contacto: 942 36 46 22
La industria siderometalúrgica de Cantabria registró el año pasado más de un 93% de contratos temporales
La industria siderometalúrgica de Cantabria registró el año pasado más de un 93% de contratos temporales

La industria suma siete años consecutivos como el sector con más contratación temporal en Cantabria, más de un 95% desde 2014

La industria suma siete años consecutivos como el sector económico con mayor contratación temporal en Cantabria desde que en 2014 pasó a registrar una tasa media anual de más de un 95%, porcentaje que no ha disminuido desde entonces y se mantiene en los ocho primeros meses de 2020, según un informe elaborado por la Federación de Industria, Construcción y Agro (UGT-FICA) para su próximo congreso regional, que se celebrará en Santander el próximo 2 de octubre.

El informe, que analiza la evolución de los sectores y subsectores de actividad económica dependientes de la federación ugetista, advierte de la progresiva eventualidad del empleo industrial y la lenta recuperación del de la construcción desde que la ocupación laboral en estos dos sectores comenzará a recuperarse entre los años 2015 y 2016 de una crisis económica que había provocado la pérdida de más de 13.000 empleos industriales y más de 25.000 en la construcción desde 2008.

UGT-FICA precisa que en 2014, apenas dos años después de la implantación de la vigente reforma laboral, la industria pasó a registrar más de un 95% de contratos temporales en Cantabria; superando al sector tradicionalmente con más eventualidad contractual, los servicios, y cuando hasta entonces había sido uno de los de menor tasa de temporalidad y nunca había rebasado el 90%.

De hecho, como recuerda el informe de la federación de UGT, en 2014 la industria pasó de un 89,9 a un 95,32% en sólo un año, en 2015 registró un 96,3% de eventualidad contractual, un 95,9% en 2016, un 95,6% en 2017, un 95,04% en 2018 y un 95,3% en 2019.

En los ocho primeros meses de este año, la industria se confirma como el sector con más contratación temporal en la región con un 95,4% (24.180 contratos eventuales de un total de 25.323), muy por encima de los servicios (92,05%), el sector primario (92,6%), la construcción (87,7%) y la media regional (92,6%).

Como precisa el secretario general de UGT-FICA en Cantabria, Luis Díez, «lo verdaderamente significativo es que esta elevada tasa de contratos temporales de los últimos años en un sector siempre considerado como el refugio del empleo estable e indefinido, se da en los dos subsectores industriales con más empleo, el agroalimentario y el siderometalúrgico».

Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en el año 2019 la industria siderometalúrgica cántabra, que acapara casi la mitad de las afiliaciones a la Seguridad Social del sector (14.991 de un total de 30.634 en el segundo trimestre de este año), acumuló un 93,3% de contratos temporales (14.155 de un total de 15.172); mientras que la agroalimentaria, donde se concentra otro 20% de las afiliaciones industriales (6.217), se aproximaba al 98% (25.824 de un total de 26.384).

Similar crecimiento de asalariados temporales e indefinidos

El informe de UGT-FICA contrasta esta evolución de los contratos de trabajo con el de la población asalariada industrial de Cantabria desde que en el año 2016 comenzó a crecer el empleo en el sector, según la Encuesta de Población Activa.

Desde entonces, el número de ocupados ha crecido un 8,5% con 2.990 más (de 34.872 a 37.852), de los que 2.391 son asalariados (+7,3%) y 589 autónomos; aunque el informe destaca que casi la mitad de este crecimiento del empleo por cuenta ajena de la industria cántabra corresponde a contratos temporales (+1.128).

«No es normal que en un sector como la industria casi la mitad del crecimiento del empleo asalariado sea temporal o que desde 2015 la tasa de temporalidad (asalariados eventuales sobre el total de asalariados) haya aumentado más de dos puntos (de 17,37 a 19,40%), casi el triple que la media regional (+0,7%) o los servicios (+0,8%)», recalca el secretario general de UGT-FICA en Cantabria.

Díez recuerda que la federación ugetista viene demandando desde hace años un plan industrial «de verdad y no sobre el papel» en Cantabria y que «uno de los objetivos fundamentales en él será invertir esta tendencia del sector al empleo precario y temporal».

Construcción, más de 20.000 empleos 10 años después

El informe de UGT-FICA también analiza la evolución del otro gran sector económico de su competencia en el sindicato, el de la construcción, que fue con notable diferencia el que más empleo perdió con la crisis iniciada en 2008 (más de 25.000) hasta que inició su recuperación en el año 2015.

De hecho, la construcción es el sector que más aumenta su empleo en el último año según la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de este año, y más, después de que los Servicios hayan perdido más de 27.000 empleos en coincidencia con la pandemia de la Covid-19.

El incremento de algo más de 3.000 ocupados en la construcción en el último año en Cantabria permiten que el sector vuelva a superar los 20.000 empleos (20.808) por primera vez desde 2010, aunque esté lejos de recupera la barrera de los 30.000 que tuvo hasta el año 2009.

«No cabe duda que la construcción no volverá a los niveles de su época dorada y sobredimensionada pero sigue y seguirá siendo un sector fundamental para la economía de Cantabria, que tiene que recuperar su nivel de empleo», puntualiza el responsable regional de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT.

La construcción, que llegó a aportar más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria hasta el año 2009, cerró el ejercicio de 2019 con algo más de 950 millones de contribución a la riqueza regional, casi el 7% del total; mientras la industria acaparó casi el 20% con algo más de 2.700 millones de euros.

Como puntualiza Luis Díez, «muchos pueden pensar que Cantabria es una de las autonomías más dependientes de la riqueza aportada por los servicios, aunque la industria y la construcción suministran más de una cuarta parte del PIB  (Producto Interior Bruto) regional (25,7%), lo que sólo ocurre en Navarra (32,5), País Vasco (28,05%) y en La Rioja (29,02%).

 

Información o enlaces relacionados:

 


Ir al contenido