Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet
UGT critica al actual responsable de la policía local santanderina, que ocupa la plaza de manera temporal por asignación directa
miércoles, 5 junio 2019

UGT exigirá la cobertura definitiva de la Jefatura y medidas para modernizar la Policía Local de Santander


El sindicato critica al actual responsable policial por entregar armas a agentes en prácticas «en un ejemplo más de su manera de ejercer la jefatura»

UGT, sindicato mayoritario en el Ayuntamiento de Santander, ha emitido hoy un comunicado en el aclara que una de sus primeras reivindicaciones al nuevo equipo de Gobierno del consistorio santanderino que se constituya el próximo 15 de junio será «la cobertura definitiva de la Jefatura de la Policía Local, actualmente ejercida de manera temporal por asignación de funciones, y medidas para modernizar el cuerpo policial».

En su comunicado, la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Santander rechaza la decisión del actual responsable de la policía local de entregar armas a agentes en prácticas, «en un ejemplo más de su manera de ejercer la jefatura», y le critica porque «además de perjudicar la imagen del Cuerpo, podía haber acarreado gravísimas consecuencias».

El sindicato recuerda que el actual Jefe de Policía Local de Santander, Gustavo Zabala, decidió, «de manera unilateral, sin consultar la legalidad de su decisión y limitándose a informar de ella a posteriori», la entrega de armas a agentes en prácticas tras un curso de tiro de sólo seis horas

UGT agrega que esta decisión de Zabala contraviene el criterio seguido hasta ahora, «ya que nunca se había procedido a la entrega de armas antes de finalizar el preceptivo Curso Básico de la Escuela Autonómica de Policía Local que culmina el proceso selectivo de estos funcionarios».

El sindicato transmite todo su apoyo «a los compañeros afectados» y advierte que velará «para que no se les ordene ocupar puestos de seguridad, con funciones como vigilancia y custodia de edificios e instalaciones municipales o el control de acceso, cuyo desempeño exige portar armas».

Modernización necesaria

La sección sindical de UGT en el consistorio santanderino reitera también la necesidad de que el nuevo equipo de Gobierno municipal afronte la necesaria modernización de la policía local y recuerda que «desde hace tiempo hemos exigido y apoyado una serie de medidas para ello relativas a las instalaciones, las armas, los vestuarios y otras cuestiones de especial importancia».

El sindicato subraya que «continuamos denunciando anacronismos como la ausencia de protocolos escritos; que después de más de 125 años de existencia, la Policía Local de Santander no tenga las especialidades de tráfico, seguridad ciudadana o atestados; que no haya programa específico de reciclaje y formación o que no se disponga de un programa informático para optimizar los recursos materiales y humanos, lo que incluso conlleva que algunas memorias se sigan haciendo a mano; además de la incongruencia de que más de 200 policías tengan que compartir 30 chalecos antibala o que no se haya subsanado aún el mal funcionamiento de las emisoras de radio».

UGT extiende sus críticas al Gobierno de Cantabria, al que todos los sindicatos de la Comisión de Coordinación de Policía Local acusaron en enero de este año de «no apostar por la policía local, no teniendo en cuenta sus alegaciones para la elaboración del proyecto de normas-marco, desatendiendo cuestiones de vital importancia como el armamento y el desarrollo de la carrera profesional y la excesiva demora del curso, que no empezará hasta septiembre de 2019».

En este sentido, la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Santander recuerda que el departamento regional de Policía Local del sindicato «ha denunciado reiteradamente la falta de medios materiales y de instalaciones de la Escuela Autonómica de Policía Local que, después de 20 años de funcionamiento, no dispone de galería de tiro, de tatami y ni siquiera cuenta con un temario».

«El Curso Básico de la Escuela Autonómica de Policía Local de Cantabria tiene 350 horas, lo que constituye unaformación básica insuficiente, y más, si se compara con otras autonomías similares, como la Región de Murcia, donde se imparten 1.000 horas», concluye el comunicado.

 

Información o enlaces relacionados: