Teléfono de contacto: 942 36 46 22


UGT rechaza un calendario escolar 2020-21 desequilibrado que vuelve al pasado y vulnera el consenso del Consejo Escolar

El Sector de Enseñanza Pública de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FesP) de UGT ha rechazado hoy el calendario escolar 2020-2021 en Cantabria porque “es profundamente desequilibrado con bimestres organizados en función de las festividades, implica una vuelta al pasado y al calendario tradicional que ya se creía superado y modifica por completo la propuesta acordada de manera unánime el pasado mes de abril por el Consejo Escolar”.

El sindicato aclara que el calendario escolar presentado hoy por la Consejería de Educación en la mesa sectorial de enseñanza “lo cambia todo por meras cuestiones económicas, no pedagógicas; con una estructura bimestral totalmente descompensada y un último bimestre muy largo al final del curso, justo cuando el alumnado está más cansado”.

“Es inaceptable desde todos los puntos de vista que la Consejería de Educación siga esquivando la negociación y el consenso de la comunidad educativa y no haya hecho ni el más mínimo caso a la propuesta unánime de un calendario de 175 horas lectivas, con bimestres equilibrados y semanas completas no lectivas no dependientes de festividades religiosas o paganas”, critica el Sector de Enseñanza Pública de UGT.

UGT matiza además que “si el año pasado lo rechazamos porque no incluía la jornada reducida en infantil y primaria de tres horas y media en los meses de junio y septiembre, es de coherencia volver a rechazarlo porque sigue sin recuperarla cuando se necesita más que nunca después de esta crisis sanitaria para tener el suficiente tiempo para planificar y organizar el inicio y el cierre del próximo curso”.

El sindicato agrega que el nuevo calendario escolar impuesto por la Consejería de Educación “vuelve a delegar en los centros educativos la responsabilidad de la conciliación de la vida laboral y familiar de aquellas familias que necesitan mantener a sus hijos en las aulas de 13 a 14 horas en los meses de junio y septiembre”.

“Habrá que ver si esta hora de conciliación será o no gratuita y si será obligatoria para los alumnos que acudan al comedor puesto que el horario para ello es a las 13 horas”, subraya UGT, que advierte que “en todo caso, si se impone esta medida, seremos muy beligerantes si se hace responsable de la gestión de esa hora a los docentes y exigiremos garantías de transporte escolar y comedor para todo el alumnado, tanto para el que acabe a las 13 horas como el que lo haga a las 14 horas”.

Recuperación de festividades locales

Por otro lado, el Sector de Enseñanza Pública de UGT agrega a las causas de su rechazo al calendario escolar 2020-2021 la decisión de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria de “obligar a los docentes a recuperar la festividad local, algo que no se exige a ningún otro trabajador”.

El sindicato lamenta que detrás de esta medida “se esconde un viejo debate que también creíamos superado, el relativo a las horas de trabajo de los docentes en las actividades complementarias o extraescolares; lo que confirma que este calendario vuelve a lo peor del pasado, a retomar eso de tener que contar las horas no se sabe muy bien para qué”.

UGT se pregunta “qué ocurrirá si en la misma localidad se decide recuperar esos festivos locales en días diferentes” e insta a la Consejería de Educación a responder “dónde quedará la conciliación de las familias y de los propios docentes”.

El sindicato añade al respecto que “en todo caso, si se aplica esta incomprensible medida, que sea la propia Consejería la que establezca la recuperación de esas festividades locales y no lo delegue en los equipos directivos o los claustros de los centros; si la Consejería es la responsable y la que impone el calendario escolar, que asuma esa responsabilidad para todo y para resolver el desaguisado que ha generado”.

Se busca diálogo y consenso

UGT considera que “este nuevo calendario escolar es un ejemplo más de una política actual de la Consejería de Educación de imponer sin negociar ni acordar con la Junta de Personal Docente, que integra a los sindicatos representativos de la enseñanza pública no universitaria y, por tanto, a los legítimos representantes legales de los docentes de Cantabria”.

“La Consejería no nos hizo en su momento propuesta alguna de calendario escolar, los sindicatos planteamos unas pautas básicas y una propuesta única para ser tratada en la mesa sectorial del pasado 8 de abril pero cuando ésta se celebró nos dijeron que no era el momento por la crisis sanitaria, hasta que el pasado 16 de junio nos enteramos a través de los medios de comunicación de lo que ahora impone de manera unilateral”, recuerda el sindicato.

“No nos parecen las formas ni los tiempos adecuados”, argumenta UGT, que lamenta que “la consejera haya olvidado su afán de diálogo y consenso que tanto predicó cuando inició su mandato”.

 

Información o enlaces relacionados:

 


Ir al contenido