Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet


UGT respalda un calendario de oposiciones docentes en Cantabria dividido en dos partes

El sector de Enseñanza Pública de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT respalda la propuesta de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria de implantar un calendario de oposiciones docentes en 2020 dividido en dos fechas, tal y como venía planteando el sindicato desde hace tiempo.

Este nuevo calendario de oposiciones docentes se iniciaría en torno al mes de junio con las pruebas relativas al tema y al supuesto práctico, que son eliminatorias; para después proseguir, hacia el mes de septiembre, con el resto del proceso que incluye la unidad didáctica.

«Ya propusimos en solitario este calendario hace años porque permite una serie de mejoras innegables en lo que a tiempos y ritmos de trabajo se refiere, tanto para la planificación y organización de los opositores como para los tribunales y los centros educativos», subraya la responsable regional de Enseñanza Pública de UGT, Laura Guate.

«Llevamos años recibiendo quejas tanto de opositores como de tribunales por un sistema que no respondía a las necesidades de unos ni de los otros», agrega Guate, quien matiza que «era necesario un cambio que garantice de forma global el proceso de oposiciones».

Para la responsable regional de Enseñanza Pública de FeSP-UGT en Cantabria, si se aplica esta propuesta de calendario de oposiciones docentes «los opositores dispondrán de más tiempo para abordar la primera prueba de las oposiciones, que además es determinante porque es eliminatoria y en el caso del tema puramente memorística».

«Si logran superar esta primera prueba, los opositores dispondrán de dos meses para elaborar la programación y las unidades didácticas y preparar su defensa (tienen que demostrar la eficacia de la programación de su asignatura) en unos tiempos razonables», argumenta Guate.

La responsable regional de Enseñanza Pública de UGT subraya que este nuevo calendario de oposiciones también es beneficioso para los miembros de los tribunales porque «tendrán un tiempo razonable para corregir las pruebas sin estar estrangulados por los frenéticos ritmos de trabajo que se habían marcado hasta ahora y que, además, impedían el legítimo derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar».

«A todo esto se une que, al disponer de más tiempo, los tribunales podrán responder a las reclamaciones de los opositores desde la reflexión y la calma que aporta una estructura temporal racional», afirma Guate, que recuerda que hay un compromiso de la Consejería de Educación de reducir a 75 opositores el ratio establecido para cada tribunal.

 

Información o enlaces relacionados:

 


Identificación

¿Olvidaste tu contraseña?

Ir al contenido