Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet
Mariano Carmona, durante su intervención en la jornada sobre la transición energética
jueves, 14 marzo 2019

UGT urge un plan de transición energética con participación de trabajadores y coordinación entre administraciones públicas

Una jornada organizada por el sindicato critica el retraso acumulado en los objetivos medioambientales planteados por la UE 

El secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, reclamó en nombre de su sindicato que «los distintos gobiernos de España y de las comunidades autónomas empiecen a legislar de una vez por todas y de manera adecuada una normativa de cambio climático que nos exige la UE y que no puede responder a la improvisación sino a una estrategia en la que es imprescindible que haya una acción de gobierno coordinada».

Carmona intervino en la jornada «Frente al Climático: Transición Justa», organizada por el sindicato en su sede de Santander dentro de las actividades del 130 aniversario de UGT, que fue emitida en directo por la Cadena SER en Cantabria y que contó también con la participación de José Luis Martínez, ingeniero de Energía de la empresa Birla Carbón en su planta productiva de Gajano; Beatriz Zorrilla, delegada de personal de SEG Automotive; y la responsable regional de Medio Ambiente de UGT, Mónica Calonge.

Tal y como coincidieron todos los ponentes, en España apenas se ha avanzado en los objetivos de la UE para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, el aumento en el uso de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética, que Bruselas ha establecido en distintas fases para los años 2020, 2030 y 2050.

Como puntualizó la responsable regional de Medio Ambiente de UGT, «deberíamos tener ya un estudio con las peculiaridades de cada sector productivo y un plan coordinado por las distintas administraciones públicas pero en realidad no se ha hecho nada todavía».

Transición como oportunidad, no como problema

«No estamos donde nos gustaría estar», agregó Mariano Carmona, quien aclaró que aún hay tiempo para ponerse al día y fondos económicos de la UE para compensar el impacto económico y laboral que tendría la transición a energías renovables, aunque para ello no se puede concebir este objetivo como un problema porque en realidad el problema es que no se ha hecho nada en 10 años».

Para el secretario general de UGT en Cantabria, «lo que está claro es que aquellas empresas que no se ajusten a esta transición energética no serán sostenibles», tras reiterar que «hay que ponerse a trabajar ya, partiendo de una legislación estatal ajustada a las características de las comunidades autónomas y a las necesidades de las personas».

Ahora bien, como recalcó Calonge, UGT reclama que ese plan de transición energética «tiene que ser justo, con comunicación entre todas las partes y, en caso de pérdida de empleo, con una estrategia clara para afrontar la recolocación de esos empleos y, siempre teniendo en cuenta, que los llamados empleos de nueva creación verdes no pueden ser amarronados, con bajos salarios y condiciones laborales precarias».

En todo caso, la responsable regional de Medio Ambiente de UGT insistió en que todo plan de transición energética «tiene que contar con la participación de los trabajadores porque hablamos de cambios en un proceso productivo que afecta a todos».

Calonge agregó que en Cantabria, al igual que en el resto de España, apenas se ha iniciado el camino exigido por la UE, ya que como recordó, «en su momento se planteó un estudio al respecto en la Concertación Social y se empezó a trabajar en un Plan General de Ordenación del Territorio que es algo básico, aunque al final todo se ha quedado en el cajón».

Casos de Birla Carbón y SEG Automotive

Aunque en la jornada se destacó el considerable retraso acumulado en un plan debidamente coordinado por las distintas administraciones públicas españolas para alcanzar los objetivos medioambientales de la UE, hubo también alusiones a algunas industrias que ya han iniciado los trabajos para ello.

En la jornada organizada por UGT, José Luis Martínez subrayó que la planta productiva cántabra de Birla Carbón en Gajano se han aplicado medidas al respecto que han permitido reducir un 28% su consumo energético; lo mismo que ha hecho SEG Automotive con un nuevo alternador que lo reduce casi un 15%, precisó su delegada de personal, Beatriz Zorrilla.

 

Información o enlaces relacionados:

 

Siniestralidad en Cantabria