Teléfono de contacto: 942 36 46 22
Este año se celebra la decimotercera Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocada por la Confederación Sindical Internacional, de la que forma parte UGT
Este año se celebra la decimotercera Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocada por la Confederación Sindical Internacional, de la que forma parte UGT

Un 25% de los asalariados de Cantabria son temporales, tres puntos más que la media española y 10 más que la europea

Una cuarta parte de la población asalariada de Cantabria (44.396 de un total de 177.905 asalariados) tenía un contrato temporal en el segundo trimestre de este año según la Encuesta de Población Activa (EPA), lo que implica casi tres puntos más que la media de España, 22,3%, el país con mayor tasa de empleo eventual de toda la UE, donde no se supera el 15% en ninguna de sus áreas geográficas (Europa 28, Europa 27 o Eurozona 16).

Según precisa un informe de UGT, elaborado con motivo de la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente impulsada por la Confederación Sindical Internacional, Cantabria es la quinta autonomía española con mayor porcentaje de asalariados con contrato temporal del país que más tiene en la UE por delante de Polonia (18,7%), Holanda (17,6%) o Portugal (17,1%), según los datos facilitados por el organismo estadístico europeo Eurostat y correspondientes al mencionado segundo trimestre de este año.

Sólo Extremadura (33,2%), Andalucía (29,7%), Murcia (28,4%) y Canarias (25,8%) superan a Cantabria en tasa de temporalidad de los empleos asalariados contabilizados en la última EPA del segundo trimestre de 2020.

UGT se suma a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente y a la reivindicación de la Confederación Sindical Internacional de que la reconstrucción económico y social que ahora se abordará con fondos comunitarios «sólo será posible con el trabajo decente».

«Es imprescindible una visión global para la reconstrucción post-Covid, un pacto social, empezando por la participación de las organizaciones sindicales en la elaboración de los planes de reconstrucción», subraya UGT en coincidencia con las peticiones de la Confederación Sindical Internacional, que celebra hoy la decimotercera edición de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

Trabajo decente muy escaso en Cantabria

El informe de UGT subraya que esa reconstrucción tras la pandemia se tiene que asentar «en más justicia, más igualdad y más empleo con derechos y salarios dignos, por lo que habría que empezar por derogar la reforma laboral de manera urgente» y repasa la situación actual de algunos indicadores laborales en todas las comunidades autónomas españolas, que reafirman una progresiva precariedad del empleo y los salarios en los últimos años de la que Cantabria no sale muy bien parada.

Así, UGT destaca que a la elevada tasa de empleos asalariados temporales de la región se une el alto porcentaje de contratos de trabajo temporales que orientan cómo evoluciona el mercado laboral cántabro; donde en 2019 un 93,7% de los contratos de trabajo eran eventuales (244.577 de un total de 261.009), tres puntos más que la media española (90,41%) y el tercer mayor porcentaje del país sólo superado por Extremadura (96,31%) y Andalucía (95,27%).

Además, el sindicato aclara que en Cantabria el año pasado cerca de un 40% de todos esos contratos de trabajo fueron de menos de siete días de duración (103.674), casi 10 puntos más que la media española en el mismo concepto (27,3%), pese a que ésta última se ha incrementado visiblemente en los últimos años.

A todo ello, el informe de UGT subraya el alto porcentaje de empleos a tiempo parcial en España, de los que más de la mitad (52,1%) son involuntarios, esto es que corresponde a asalariados que desearían contar con una jornada completa pero no pueden acceder a ella.

En Cantabria, había en el segundo trimestre de este año 28.662 trabajadores con una jornada a tiempo parcial, casi el 14% de todos los ocupados (asalariados y no asalariados), de los que un 60% (17.200) eran involuntarios, en su gran mayoría mujeres (11.688).

UGT agrega que «el efecto directo de este empleo cada vez más precario es el bajo salario», en el que Cantabria también muestra peores indicadores que la media española, ya que según la Encuesta de Estructura Salarial el salario medio en la región (22.554,83 euros anuales) era inferior en casi 1.500 euros a la media nacional (24.009,12).

Más de un 20% de trabajadores pobres

El informe del sindicato, que reitera la importancia de derogar la reforma laboral «porque sólo ha servido para abaratar y facilitar el despido y, entre otras consecuencias negativas, impulsar una excesiva temporalidad, bajos salarios, prácticas laborales ilegales y el trabajo en negro», recalca que «la situación de precariedad del mercado laboral provoca que hoy en día el hecho de tener un empleo no evita vivir en la pobreza».

Según la última Encuesta de Condiciones de Vida, un 20,5% de los trabajadores de Cantabria estaban en riesgo de pobreza y exclusión social según el indicador AROPE implantado en la UE, que mide no sólo la pobreza monetaria, lo que se sitúa en una de las más altas de España y cuatro puntos superior a la española (16,1%).

Con el antiguo indicador de pobreza, un 16,3% de los trabajadores cántabros estarían en riesgo de pobreza, tres puntos más que en España (13,2%), el país con el registro más alto de Europa en este concepto sólo superado por Rumanía y Luxemburgo.

 

 

Información o enlaces relacionados:

 


Identificación

¿Olvidaste tu contraseña?

Ir al contenido