Teléfono de contacto: 942 36 46 22 | Correo interno | Intranet


Unas 6.000 personas secunda la manifestación del 1 de Mayo de UGT y CCOO en Santander

Los secretarios generales de ambos sindicatos advierten que “no cuenten con nosotros, si no es para recuperar los derechos que nos han quitado”   

Unas 6.000 personas secundaron hoy la manifestación del Día Internacional del Trabajador convocada por los sindicatos UGT y CCOO en Santander, que partió poco después de las 12 horas de la Plaza de Numancia y concluyó su recorrido una hora más tarde en la Plaza de Pombo, donde intervinieron los secretarios generales de ambos sindicatos.

Con el lema “No hay excusas. Por el empleo estable, los salarios justos, las pensiones dignas y más protección social”, la movilización del 1 de Mayo de este año y los discursos de los secretarios generales de ambos sindicatos, Mariano Carmona (UGT) y Carlos Sánchez (CCOO) tuvo varios emotivos recuerdos a la legalización de los sindicatos españoles hace hoy 40 años.

“Desde entonces se han mejorado las condiciones laborales y sociales y hoy en día es más necesario que nunca recuperar la conciencia de clase porque el poder lo tenemos todos nosotros y con esa conciencia de clase nos tendrán que devolver los derechos que nos han quitado”, matizó en su alocución a los presentes el secretario general de UGT.

A la misma recuperación de la conciencia de clase apeló el responsable regional de CCOO “para que el crecimiento económico se reparta entre todos porque sería una falacia no hacerlo para que sólo se beneficien los más ricos”.

Entre esas reivindicaciones, los líderes sindicales exigieron la derogación de la reforma laboral, una prestación de rentas mínimas, la recuperación de la inversión pública en sanidad, educación o la atención a la dependencia, la recuperación del trabajo como un derecho, un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores y una mayor atención al I+D+i.

En los discursos de los secretarios generales de ambos sindicatos se reiteraron las principales reivindicaciones de UGT y de CCOO en las diferentes mesas de negociación abiertas con el Gobierno y la patronal y la necesidad de “saber compaginar de manera acertada la negociación con la presión”, como puntualizó el líder regional de UGT.

Carmona agregó que “nuestros políticos ya sabían cuáles era los problemas que había en este país y ahora nos piden que negociemos cómo salir de la crisis; y les tenemos que responder que no cuenten con nosotros para lo que no sea la recuperación de los derechos que nos han quitado o para que no se haga ni un solo recorte más en los servicios públicos”.

 

Dinero público para la sociedad, no para autopistas

“El dinero público es para que repercuta en el desarrollo de la sociedad, no para pagar autopistas, y menos, para que se paguen sin consultar con nadie”, subrayó el secretario general de UGT en Cantabria, quien reiteró la reivindicación de “blindar todos los acuerdos que afecten a lo social y lo público, que nos afecta a todos, para evitar que luego no se cumpla lo pactado por mayorías absolutas o reales decretos”.

Carmona arremetió contra la ley “mordaza” tras recordar que el próximo día 21 dos afiliados de su sindicato serán juzgados por “ejercer su derecho a huelga y actuar de piquetes informativos”, gracias dijo a “una ley que lo único que pretende es limitar el derecho a protestar de los ciudadanos y de los trabajadores”.

Por ello, el secretario general de UGT abogó por la derogación de la ley mordaza e insistió en la de la reforma laboral “que no ha dejado de serun catálogo de las necesidades de los empresarios”.

En opinión del responsable regional de UGT, “es necesario acabar con la reforma laboral, mejorar las condiciones laborales y sociales y aumentar los salarios porque no podemos optar por un crecimiento económico que se base en ser un país barato, ya que siempre habrá otro país más barato todavía”

 

 

  


Identificación

¿Olvidaste tu contraseña?

Ir al contenido